Dos Zebras Lisas

Cantautor, multinstrumentista. Canciones y videos originales, sin rótulos. Algo de folk, algo de pop, algo de rock.

Singer-songwriter, multi-instrumentalist. Original songs and videos, without tags. Some folk, some pop, some rock.

Inicios

Antes de Dos Zebras Lisas hubo un pasado con letras existenciales, fuertes influencias de brit pop y algo del ruido alternativo de los 90. La banda se llamaba donzoilo y durante los primeros años del siglo se presentó en lugares como El Imaginario, El Andén, Hipólito Rock, e icónicos recintos de la época como El Sótano de Unione e Benevolanza, y el Centro Cultural Malvinas de La Plata. Fue ahí donde conocimos (compartiendo escenario) a una incipiente El Mató Un Policía Motorizado.

De la era donzoilo, quedaron grabadas algunas canciones en estudio hogareño. En aquél entonces se publica el single Se fue en tirada limitada difundida únicamente en un viejo diskette de PC.

La banda se disuelve alrededor de 2005. Son tiempos de convulsión personal, cambios de rumbo, búsqueda de una vocación. donzoilo sigue de algún modo como proyecto solista con sonido de banda, más que nada grabando canciones y tocando esporádicamente.

Por esos años, la incursión en un proyecto de estudio de grabación profesional genera el encuentro con Tomi Lebrero y la colaboración en su álbum debut. Ese disco obtendría un premio del Fondo Nacional de las Artes.

Década ermitaña

Cuando el estudio se disuelve, y ya sin banda estable, solo queda la deriva. Empieza una década ermitaña, un invierno fóbico, con pocas composiciones, y mucha música sin prejuicios estéticos. De esos años quedan algunas participaciones fugaces: como tecladista en la banda new metal Eloree y más adelante como bajista de Hernán Martínez (ex Voltura).

En estos años libre vuelve la escritura de cuentos y microcuentos, una vieja afición adolescente. Inmerso en un universo sci-fi inspirado por las obras completas de Philip K. Dick, el relato Clementina obtiene una mención especial del jurado compuesto por Liliana Hecker, Guillermo Martínez y Juan Sabia.

Durante la década ermitaña, sucede un hecho traumático, que sin embargo sería un momento bisagra. Estar de rodillas, maniatado y entregado a la voluntad de alguien que apoya un revólver en tu cabeza (con el dedo en el gatillo) es revelador. De pronto se aparecen todas las canciones que no habían sido grabadas y que podrían irse para siempre en el momento en que una bala ingresara en tu cráneo. Esa imagen inoculada, se convierte en la semilla de un renacer artístico que se produce algunos años más tarde.

Renacer

Comienza una nueva etapa, enfocada en nuevos sonidos y temáticas más luminosas. El reencuentro con Tomi Lebrero ayuda a reencauzar el proceso creativo y a sacar a la luz el poder letrístico que había aparecido durante la década ermitaña en los cuentos y relatos..

Las nuevas canciones están lejos del pasado indie, aunque no dejan de dialogar con él. Tras ser el bajista de Gaspar Tessi por un tiempo, comienza una etapa de shows en formato cantautor, con presentaciones en Membrillo, El Emergente y El Quetzal. Finalmente, la reencarnación se hace seudónimo como Dos Zebras Lisas.

Como Dos Zebras Lisas, aparecen un puñado de sencillos con video a través de Spotify y YouTube. La versión de Inbetween Days (The Cure) es incluida en las listas 360° : The Best Indie Music, de Eric Alper y Hidden Gems de Caltify MX, y su canal de YouTube suma más de 400.000 vistas en poco más de un año, con 5 canciones publicadas.

Ver presentación